Tàpies, el artista autodidacta que aúna tradición e innovación

En Bodegas Beronia hemos pensado que nadie mejor que Antoni Tàpies para acompañar esta edición de Cosecha de Familia.

Nace en Barcelona en 1923, en el seno de una familia burguesa fuertemente involucrada en la tradición editorial y librera, lo que marca desde muy temprano su personalidad.



De formación autodidacta en el terreno artístico, Tàpies fue, sin embargo, un hombre de gran cultura, amante de la filosofía, la literatura y la música. La iniciación en el arte fue a través de dibujos de corte realista, principalmente
retratos de familiares y amigos. Su primera toma de contacto con el arte de vanguardia de la época lo llevó a adscribirse a un surrealismo de tono mágico influenciado por artistas como Joan Miró, Paul Klee y Max Ernst.

En sus obras, Tàpies reflejaba el interés por la tierra y los matices. Empleaba técnicas mixtas que mezclaban los pigmentos tradicionales del arte con materiales como arena, paja, etc., con predominio del collage y el assemblage.

Creó un estilo propio vanguardista reconocido a nivel internacional. Hacia los años cuarenta, expuso sus primeras piezas, destacando su obra gráfica.

En 1952, expone en la XXVI Bienal de Venecia, en la Galería Martha Jackson de Nueva York y obtiene el Gran Premio de Pintura de la Bienal de São Paulo en 1953.

En 1990, fue nombrado académico de honor en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y galardonado con el premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Este artista combinó a la perfección tradición e innovación, al igual que la nueva añada de Cosecha de Familia, que refleja fielmente el carácter de los vinos madurados por el paso del tiempo y empapados de las mejores técnicas de innovación.

Su obra, Arc Blau, ha sido elegida para acompañar cada botella de esta edición de Cosecha de Familia.