Cosecha de Familia Gran Reserva 2012

La

R

vida

einventa

se

Es un proceso en el que, de manera banal, puede parecer monótono y repetitivo. Plantar, cuidar, crecer, recoger, procesar, servir… A simple vista, alguien podría calificar el arte de la vinicultura de esta forma. Sin embargo, los que amamos y aprendemos del vino cada día, sabemos que es mucho más.

Cada mínimo detalle, cada pequeño cambio, cada minúscula oscilación, nos regala una experiencia inigualable. Y esa es, bajo nuestro punto de vista, lo que la hace tan especial.

Su capacidad de cambio, su constante reinvención. Esa enigmática virtud que hace que cada detalle cumpla un papel decisivo. Un papel que le otorga esa trascendencia en todo el proceso, y en la que una simple variación cambia todo el resultado final. Por eso en Beronia cada año y cada cosecha nos brindan la oportunidad de emprender un nuevo camino, como un folio en blanco donde reinventarse y aprender algo nuevo.

Esa reinvención que despierta admiración. Ese amor por la tierra y su capacidad de sorprendernos y ofrecer algo totalmente distinto, con un nuevo punto de vista y un nuevo matiz por descubrir.

Mucho por

aprender

Mucho por

o

frecer

La tradición, la maestría y el buen hacer son nuestras señas de identidad.

Composición Varietal:
Tempranillo 95%
Graciano 4%
Mazuelo 1%

Crianza:
27 meses en barricas de roble francés
y un mínimo de 36 meses en botella.

Nota de cata: Profundo granate de capa media-alta. Atractiva nariz donde se combinan aromas a fruta madura, orejones y ciruelas pasas con agradables notas de tabaco y chocolate. Aparecen también ligeros toques de cedro y pimienta blanca.

Vino fresco, elegante, con una buena concentración tánica. Sensaciones en boca amables y sedosas que hacen de este Gran Reserva un vino ideal para disfrutar.

Maridaje recomendado: Ideal con carnes estofadas y asados, quesos y dulces como trufas o postres de chocolate.